11/12/13

Receta de churros caseros


Ya hace tiempo que quería publicar esta receta pero preferí esperar a hacer las fotos de los churros de mi madre.

Los churros de mi madre son la delicia de alguna que otra mañana de domingo. A ella siempre le salen muy ricos.

Le había dicho: “Acuérdate de despertarme cuando quieras hacerlos y así saco las fotos del paso a paso”. Y claro, me levantaba los domingos y mi madre ya con los churros en la mesa. Y yo: “Pero mamá, que te dijeeeeeeeeeeeeeeeee……”

Este fin de semana estaba mi hermana en casa y tenía claro que lo más seguro era que mi madre se los iba a preparar ya que a ella también le encantan. Me desperté con ansias y me dirigí a la cocina y por fin pude sacar las fotos mientras ayudaba a mi madre a prepararlos.

¡Y qué mejor que estas fechas para publicar esta receta!. Seguro que muchos de vosotros la mañana del día 1 de Enero desayunareis unos churros con chocolate calentito. Aunque a mí para desayunar me tira más tomarlos con un poco de leche con cacao.

Ingredientes para 4 o 5 personas:
  • 2 tazas de harina normal (medida con una taza de desayuno)
  • 2 tazas de agua
  • 1 cucharadita de sal
  • Aceite de oliva para freír

- En una olla echamos las 2 tazas de agua con la cucharadita de sal. Dejamos hervir.
- En un bol medimos exactamente otras 2 tazas de harina normal.
- Cuando el agua hierva, la incorporamos al bol. Mezclamos con un tenedor de madera unos 30 segundos. Queda una masa bastante dura y cuesta mezclarla.
- Preparamos la churrera con la forma deseada y la llenamos de masa.
- Hacemos los churros encima de la encimera limpia y con un cuchillo mojado en aceite, cortamos a la medida que nos guste.
- Freímos los churros en abundante aceite de oliva caliente en varias tandas. Según los vayamos sacando, los dejamos sobre una bandeja con papel absorbente.

Y listos para comer antes de que se enfríen…..!!

*Notas*
- Utilizad harina de buena calidad porque influirá en el sabor.
- En general, debe ser la misma cantidad de harina que de agua. En vez de medirlos en tazas podéis pesar con la báscula, por ejemplo: 300 g de agua por 300 g de harina.
- Hay distintos tipos de churreras. Yo tengo una de esas que tienes que hacer fuerza contra el pecho para que la masa vaya saliendo y no os la aconsejo para nada. Es un auténtico sufrimiento pero antiguamente se hacían así.
- La churrera de mi madre tendrá unos 20 años o más y aquí sigue con nosotros. Va a rosca y es muy fácil de manejar. Y aunque sus churros no tengan ese aspecto igual a los que se venden, os puedo asegurar que el sabor es fantástico.
-Nosotros preferimos comerlos sin azúcar, pero el momento de echárselos sería al sacarlos de la freidora.

- NUNCA se os ocurra meter masa directamente a freír sin pasarla antes por  la churrera, la masa estallará y os saltará el aceite caliente. “Puede que lo haya intentado”. ^^’

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias....! Y te aseguro que de sabor también. :)

      Eliminar
  2. Hola preciosa!!
    Primero quiero agradecerte por los comentarios tan bonitos que dejas en el blog, me emocionan, me das un subidónl, que no te imaginas, así que muchas gracias y segundo...
    Nunca he hecho churros caseros, es que venden a unos metros de mi casa, pero ahora que loa veo aquí publicados, me está entrando el gusanillo de hacerlos, yo quierooooo! Te han quedado geniales!
    Un besito enorme

    ResponderEliminar